Cambio de dirección



Tanto el contenido del blog como futuras dudas, están siendo trasladadas a
https://cienciaytecnologiaalimentaria.blogspot.com.es/ en el apartado "Inquietudes Alimentarias". Podrán seguir haciendo peticiones en la zona "Contacto", que posteriormente se publicarán en dicha página, si son dudas referentes a alguna entrada publicada, para recibir dicha contestación será necesario precisar un correo electrónico de contacto.

Gracias y disculpen las molestias.

viernes, 14 de junio de 2013

¿Que enfermedades causan Rhizopus nigricans, Aspergillus niger, Penicillium, Monilia sitophila y Mucor?

Todos los microorganismos que engloba la pregunta de Valentín se engloban dentro de los mohos más habituales transmitidos por los alimentos, de hecho, fueron recientemente nombrados en la entrada “¿Ocurre algo por comer los mohos del pan?” 

Los mohos son hongos filamentosos que crecen en forma de una masa enmarañada que se extiende rápidamente y puede cubrir una gran superficie del alimento en un periodo de tiempo de 2 a 3 días.

La mayoría de mohos producen micotoxinas. Unas son mutagénicas y cancerígenas, y otras son tóxicas por otros mecanismos.
Aunque en algunas de ellas no se ha llegado a demostrar la toxicidad en humanos, los resultados obtenidos en animales y las pruebas in vitro dejan pocas dudas acerca de su toxicidad real y posible para las personas.

Las micotoxinas son producidas como metabolismos secundarios, siendo los hongos en si el metabolitos primarios. Los secundarios se forman durante el final de la fase de crecimiento exponencial.

¿Qué enfermedades causan estos microorganismos?

Elevados niveles de micotoxinas en la dieta pueden causar efectos adversos agudos y crónicos sobre la salud del hombre y una gran variedad de especies animales. Los efectos adversos pueden afectar diferentes órganos, aparatos o sistemas, especialmente el hígado, riñon, sistema nervioso, endocrino e inmunitario. Los síntomas iran en función del tipo de micotoxina.


El riesgo de intoxicación aguda por micotoxinas es bajo o moderado en comparación con otro tipo de intoxicaciones, sin embargo, si la exposición es crónica, las micotoxinas presentan mayor riesgo tóxico que otros contaminantes.

Los más “peligrosos” de esta enumeración de microorganismos serían Aspergillus Niger y el género Penicillium. ¿Por qué?

Aspergillus niger 
Aspergillus niger produce principalmente la micotoxina denominada Aflatoxina. De forma ocasional la Ocratoxina A, la patulina y el ácido penicilico, siendo la Ocratoxina A la más importante.

La aflatoxina es una micotoxina mutagenica. La forma aguda de intoxicación causa vómitos, convulsiones, desnutrición, coma y muerte. La ingesta de aflatoxinas se ha asociado al síndrome de Reye, carcinoma hepatocelular, y por inhalación, a adenomatosis pulmonar y carcinoma de colon.

La
Ocratoxina A, se trata de una micotoxina tóxica y carcinógena. Su órgano diana es el riñón. Se ha relacionado con la nefropatía endémica de las Balcanes a través de datos epidemiológicos de mortalidad, en épocas durante las cuales esta favorecido el crecimiento de los hongos. Embriotóxica.

Genero Penicillium

Penicillium digitatum
Respecto al género Penicillium, existen 42 metabolitos tóxicos que son producidos por una o mas especies de Penicillium. Al menos 85 especies de Penicillium son consideradas toxigénicas.

La toxicidad es diversa, aunque la mayoría de toxinas pueden situarse en dos grandes grupos, aquellas que afectan la funcionalidad del hígado y riñon (causan debilidad), y aquellas que son neurotóxicas.

La toxina más importante producida por este género es la acratoxina A, de la cual ya hemos hablado antes. 
Otras micotoxinas de este género: 

  • Citrinina: Nefrotóxica. Toxicidad renal, temblores corporales e inmunosupresión. Agente cancerígeno. 
  • Patulina, efectos teratogénicos (malformaciones fetales, neurológicos y gastrointestinales). Provoca anomalías cromosómicas en células animales y vegetales además de ser un agente potencialmente cancerígeno. 
  • Ácido penicilico: efectos hepatotóxicos y cancerígenos.
  • Rubratoxina: hepatotoxica, nefrotoxica, esplenotoxica e inmunosupresora.
  • Toxina islandi: Origina problemas circulatorios y respiratorios, hipotermia y hepatomegalia
  • Toxina PR: mutagenica. Inhibe la sintesis de proteinas y acidos nucleicos
  • Xantomegnina: Tóxica a nivel hepático y renal, ademas de ser un fuerte desacoplador de la fosforilación oxidativa.
Las micotoxinas también pueden actuar sobre el metabolismo de glúcidos y lípidos. Sobre el metabolismo de glúcidos actúan la ocratoxina A, la citrinina, la aflatoxina B1 y la rubratoxina, mientras que sobre el de los lípidos actúan las aflatoxinas, ocratoxinas, y la citrinina, presentando efectos tóxicos específicos sobre el sistema nervioso central, tracto gastrointestinales, hígado, riñon y piel.

Respecto a los demás mohos: 

  • Monilia Sitophila esta relacionada con casos de peritonitis en personas con el sistema inmunodeprimido. Se han observado también una variedad de micosis oportunistas causando infección pulmonar por Neurospora sithopila. 
  • Rhizopus nigricans, o también llamado moho negro del pan, puede causar infecciones y reacciones alérgicas concretas. 
  • Genero Mucor: Relacionado con casos de otomicosis (infecciones de la piel del conducto auditivo externo) en personas inmunodeprimidas.
Como podemos ver, no son tan inofensivos como parecen, por lo que se debe prestar especial atención y darles la importancia que realmente tienen.


Bibliografía: 

- Micotoxinas en alimentos. 2007. Jose Miguel Soriano del Castillo.
- Manual de toxicología básico. 2000. E. Mencias Rodriguez, Luis Manuel Mayero Franco.
- Microbiologia de los alimentos. 2009. Thomas J. Montville, Karl R. Matthews

No hay comentarios:

Publicar un comentario