Cambio de dirección



Tanto el contenido del blog como futuras dudas, están siendo trasladadas a
https://cienciaytecnologiaalimentaria.blogspot.com.es/ en el apartado "Inquietudes Alimentarias". Podrán seguir haciendo peticiones en la zona "Contacto", que posteriormente se publicarán en dicha página, si son dudas referentes a alguna entrada publicada, para recibir dicha contestación será necesario precisar un correo electrónico de contacto.

Gracias y disculpen las molestias.

domingo, 27 de octubre de 2013

¿Qué enfermedades causa el hongo mucor?

Mucor
El hongo Mucor, es un género de hongos zygomycetes de la familia Mucoráceas, saprofito sobre materia vegetal en descomposición  donde forma mohos blancos o negruzcos. Son capaces de producir la fermentación alcohólica de la glucosa y de la sacarosa, y por desgracia para nosotros, algunas especies son capaces de causarnos grandes daños...



El conjunto de diferentes síndromes clínicos causados por mohos saprofitos ambientales del orden Mucorales, es definido como mucormicosis, o zigomicosis, presentándose principalmente en pacientes con un sistema inmunitario debilitado.


Se trata de una micosis oportunista, aguda y frecuentemente fatal.
Las manifestaciones son diversas y suelen presentarse a nivel rinocerebral, gastrointestinal, pulmonar y cutaneo, con gran tendencia a la diseminación.

Son varios los géneros de la familia mucoraceae que están relacionados con la enfermedad, como puede ser Rhizopus, Mucor, Abshidia y Rhizomucur, siendo Rhizopus el más predominante. 


Moho del pan
Estos microorganismos se encuentran ampliamente distribuidos por la naturaleza, principalmente en la materia orgánica en descomposición  como se comentó al principio. Son capaces de alterar productos alimenticios como puede ser la fruta o el pan.

A pesar de que las esporas son muy frecuentes en el ambiente, la enfermedad es relativamente rara, lo que indica la normal resistencia del hombre al desarrollo de mucormicosis. La puerta de entrada más importante es el tracto respiratorio superior, ya que el pequeño tamaño de las esporas facilita su ingreso en los alvéolos pulmonares, pero también
 debe considerarse la inoculación directa sobre la piel lacerada. 

Las esporas, para proliferar, deben evitar las defensas inmunes, lo cual se logra en los pacientes debilitados o inmunosuprimidos. Al germinar la espora, sus hifas crecen rápidamente hasta formar micelios invasores, que penetran y perforan. De aquí la propensión a la trombosis y a la formación de zonas necróticas.


Control de azúcar en sangre
Los mecanismos específicos que median la resistencia a la mucormicosis no están completamente definidos. Observaciones clínicas y experimentales indican la importancia de factores tales como la acidosis, hiperglicemia, leucopenia y fagocitis disminuida. La diabetes mellitus y la hiperglicemia causada por los medicamentos, también tienen relación con la mucormicosis, aunque la persistencia de un desorden de base, no controlado, es probablemente, la causa predisponente más importante.



Manifestaciones clínicas

La mucormicosis se trata de una enfermedad con marcada tendencia a la diseminacion, aunque los sitios mas comprometidos se dividen en:

  • orbital o rinocerebral 
  • pulmonares
  • gastrointestinal 
  • de la piel y del tejido celular subcutaneo
  • diseminada 
Cada forma clínica se implanta en una anormalidad diferente, por ejemplo, pacientes con diabetes mellitus son afectados en la zona rino-cerebral, la gastrointestinal es mas común en pacientes con neoplastias hematológicas. La mucormicosis gastrointestinal se relaciona con malnutrición y enfermedad gastro-intestinal primaria...

Mucormicosis orbital o rino-cerebral

Micormicosis rino-cerebral
Las esporas entran por las fosas nasales. En hospederos predispuestos, se depositan en tales sitios, germinan, e invaden las membranas mucosas correspondientes. El desarrollo del moho en los tejidos esta ligado a su tropismo vascular con crecimiento en el interior de los vasos y formación de trombos. A veces ocurre perforación de las paredes de los vasos con invasión directa del tejido circundante. La invasión prosigue por los senos nasales, la órbita y el cerebro.

Estos síntomas se acompañan de proptosis, celulitis orbital, oftalmoplejia y perdida de visión. La aparición de alteraciones neurológicas después de la invasión orbital hace que se pierda la función de los músculos extra-oculares con producción de ptosis.

Un amplio cuadro de manifestaciones en las que encontramos ulceración necrótica del paladar, diplopa, debilidad muscular, paresias y manifestaciones neurológicas que van desde el estupor hasta el coma o la muerte.


Mucormicosis pulmonares


Seguimiento
Se produce por la inhalación de esporas, las cuales alcanzan fácilmente los alvéolos. Las esporas germinan, y sus hifas penetran en el tejido peribronquial extendiéndose hasta los hilios. Los vasos sanguíneos pulmonares se ven comprometidos y hay formación de trombos que dan lugar, posteriormente, a infartos pulmonares con hemorragia difusa distal. Las lesiones pueden llegarse a extender a la pleura, apareciendo un exudado fibrinoso.

Mucormicosis gastrointestinal

Las enfermedades predisponentes son la malnutricion, la deshidratacion severa y los procesos que rompen la integridad de la mucosa. 

Los síntomas iniciales son inespecíficos, dolor abdominal y distensión. Se caracteriza por gangrena debido a infartos hemorrágicos causados por trombosis masivas de los vasos del intestino, delgado o grueso. 
Una vez ingeridas las esporas y dadas las condiciones adecuadas, el hongo invade la pared del tracto alimentario y da lugar a infartos localizados, a gangrena y a perforación.

Se pueden dar lesiones ulcerativas que pueden dar lugar a perforación en el estómago.


Mucormicosis de la piel y del tejido subcutaneo


Mucormicosis cutanea
Las lesiones dérmicas suelen tener dos génesis distintas, aquellas resultantes de una forma diseminada de mucormicosis, en las cuales los trombos sépticos terminan en la piel, donde causan lesiones nodulares acompañadas de vasculitis, y por otro lado, las que se inician directamente en la piel cuando la superficie corporal ha sido dañada. 

Las lesiones dérmicas comprometen la epidermis, la dermis y llevan a necrosis e invasión vascular con subsecuente diseminación. Se demuestra aquí también el poder de invasión vascular con formación de trombos, hemorragia y necrosis, seguidas por invasión en profundidad y pérdida de tejido celular subcutáneo. 

Existe una forma especial de mucormicosis de la piel, adquirida en el hospital por el uso de vendajes contaminados usados para recubrir heridas quirúrgicas  así como por la aplicación sobre la piel de bandas elásticas contaminadas por los hongos.

Mucormicosis diseminada

Esta forma puede originarse en cualquiera de las anteriores. Se da más frecuentemente en pacientes profundamente alterados y en los cuales ha ocurrido ya la infección pulmonar. 

Se han descrito pacientes con compromiso hepático esplénico, cerebral, renal y cardiaco. Las endocarditis por mucoraceas producen grandes vegetaciones que causan marcados problemas vasculares. Al desprenderse fragmentos de tal vegetación se forman focos sépticos en diversos órganos especialmente en el pulmón.

Como podemos ver, la mucormicosis es una infección con una baja incidencia, pero que mantiene una alta tasa de mortalidad, por lo que un diagnostico precoz es vital para hacer frente a la infección.

Para más información recomiendo la consulta de un profesional del campo, así como la bibliografía respecto al tema, ya que la pregunta se centra más en lo que sería la medicina.


Fuentes:

Fundamentos de medicina: Enfermedades infecciosas. 6 Ed. Angela Restrepo, Jaime Robledo, Eduardo Leiderman, Marcos Restrepo, David Botero, Victoria Ines Bedoya. 2004.


Introduccion a la microbiologia. Tortora, Funke, Case. 3 Ed. 1993.

1 comentario: